Logo

Síguenos en Instagram:

CUANTO VALE UN PAÍS

Por: Anibal Araque

Tiempo atrás presentamos un artículo (http://verdadesyrumores.com/asunto-economicoel-pais-como-empresa/ ) como introducción a lo que en esta oportunidad trataremos nuevamente, lo cual no es más que intentar establecer desde una óptica algo más técnica y entendible la posición de un país desde un enfoque empresarial, esto solo a manera intuitiva.

Cualquier empresa por grande o pequeña que sea posee un valor que es el resultado de la interacción entre el mercado, su entorno, y muy especialmente el manejo que se le dé a los recursos que le pertenecen.

Valorar una empresa permite entre otras cosas establecer políticas de incentivo económico a su personal, determinar límites de crédito, oportunidades de expansión, repartición de beneficios entre sus accionistas; y no menos importante poseer una carta de presentación ante posibles entes dispuestos a financiar ciertos proyectos corporativos.

A nivel técnico el principal inconveniente a la hora de realizar análisis es poder acceder a la información necesaria para tales fines, y no solo eso, sino que cada vez es más frecuente encontrar información sesgada por motivos políticos, personales y hasta corporativos; así que al menos para lo que resta se recomienda a cada lector tratar de realizar un análisis intuitivo de lo que aquí se plantea.

Existen varios métodos de valoración empresarial, todos relacionan aspectos positivos y negativos, para establecer una medida de comparación. Quizá el más sencillo de ellos es simplemente determinar la diferencia entre los Activos y el Pasivo, así qué extrapolando tal relación a la actuación de cualquier nación como por ejemplo Venezuela, ¿Qué puede intuir sobre el particular? Antes que nada ¿Existirán cifras confiables?

Otra metodología utilizada es determinar cuáles activos se pueden convertir rápidamente en liquidez, donde para el caso de un país ¿Qué puede ser? ¿Oro, acciones, empresas mixtas, corporaciones ubicadas en otras latitudes? Pero más allá de eso, podemos preguntarnos ¿Qué debe suceder para llegar a tal situación? ¿En qué condiciones una empresa se ve obligada a liquidar activos y convertirlos en dinero efectivo?

Se puede también tomar en cuenta lo que dicta el mercado para tales situaciones, en este caso es necesario acudir a lo que el mercado bursátil expresa mediante la valoración de acciones, aquí parece oportuno recordar o inducir a que cada quien investigue un poco cual ha sido el comportamiento de la cotización de acciones de las empresas estatales venezolanas, así como también los llamados Bonos Soberanos; donde curiosamente se ha llegado al punto de renegociar los mismos.

Finalmente se puede calcular el valor actualizado de los ingresos corrientes, posteriormente restar la deuda existente para el período y tomar en cuenta que el valor resultante por lo general se debe dividir entre el número de accionistas, por esto si cada ciudadano del país es considerado accionista ¿Dónde está lo concerniente al superávit del ejercicio? ¿Cómo lo recibe? Aunque si como ciudadano cada vez tenemos menor acceso a medicinas, servicios y alimentos ¿Será acaso un indicio de que nuestra empresa está trabajando a pérdidas?

Recuerde que lo anterior son simples inferencias y supuestos, pues al final cada quién piensa y razona según la satisfacción social y personal que perciba.

@econ_araque

economia-integral@hotmail.com