Logo

Síguenos en Instagram:

Escaladores venezolanos inician proyecto de equipamiento en El Caribe

Liderados por el larense Wilmer Juárez quien realizó un intenso trabajo en el equipamiento de rutas y de preparación de recurso humano en la isla de Curazao

Prensa Cresta Metalica

Wilmer Juárez continúa marcando la pauta en el mundo de la escalada en roca en Venezuela y sigue avanzando con su proyecto de equipar rutas naturales en El Caribe.  Estuvo en la isla de Curazao del 3 al 11 de septiembre, en tres diferentes regiones, armando un total de 11 vías como primera etapa de la iniciativa. Se trata de una idea que nunca antes realizada en la historia deportiva caribeña, y vino a ser ejecutada por un venezolano, evidenciando el altísimo nivel que tiene esta disciplina deportiva en el territorio nacional, no solo por los logros de sus atletas, también por la gran capacidad y el grado de preparación de sus técnicos.

“El trabajo de equipamiento se realizó en 3 sectores de la isla: Piscadera, El Rincón y la Bahía de Santa Marta. Fue más complicado de lo previsto ya que los accesos a la cima de la pared del Piscadera Wall es sumamente complicado por la vegetación, ya que es impenetrable por las plantas de espinas, sumando la gran cantidad de abejas y avispas que se encuentran en la parte más alta de la pared. Los equipamientos inicialmente se realizaron siguiendo las técnicas de escalada artificial y eso conlleva a un retraso en el tiempo estimado, ya que es un método muy complicado técnicamente que va de abajo hacia arriba, utilizando equipos muy precarios como método de ascenso”, explicó Wilmer Juárez.

“Dentro de 20 días aproximadamente estaré impartiendo un curso básico de escalada a los locales de la isla, específicamente a los Ranger (Guardaparques) de la Fundación Uniek Curaçao. El balance general fue muy positivo y se logró el objetivo de realizar las primeras escaladas en ese país, además de una alianza muy importante con los organismos de protección y conservación de los espacios naturales, un gran orgullo para mi persona como para todo el equipo de escalada venezolano conformado por el escalador radicado en Chicago Sergio Ramos y el escalador y ciclista de montaña Manuel Delgado, quienes junto a mí son los motores principales de este proyecto de expansión y masificación de la escalada por el Caribe y poniendo en alto el deporte de nuestro país”, explicó el escalador.

Como escalador Wilmer Juárez fue miembro fundador de la Federación Venezolana y Montañismo y Escalada. Paralelamente fue atleta activo de la Asociación de Escalada del Estado Lara. Formó parte de la selección nacional durante 2 años y luego comenzó a trabajar como entrenador de la Federación. Más adelante comenzó a trabajar como armador de vías, inclusive formó parte del equipo técnico que armó los muros que sirvieron de escenario en tres Panamericanos de escalada, así como en múltiples competencias realizadas en toda Venezuela. También ayudó a armar todos los muros que estuvieron activos en diferentes regiones del territorio nacional.

Sobre el trabajo realizado en Curazao, Juárez y su equipo tuvieron varios obstáculos por la vegetación: “la región del Rincón tiene un gran potencial como zona de boulder, vías de bordillo más top Rope para escuela, el punto negativo es que la zona está plagada del árbol de manzanillo, que es altamente tóxico, pero no representa peligro siempre y cuando no se tenga contacto directo con él. Por su parte la región de Santa Marta es una pared con un potencial para máximo 10 vías pero de una belleza inigualable ya que esta al pie de la bahía”.

Vale recordar que Wilmer Juárez además presidió la comisión de equipamiento de rutas para escalada en roca natural con más de 150 vías equipadas en todo el territorio nacional, muchas de ellas en el estado Lara, como en la zona del Torrellero y en Humocaro, así como en Sanare de la Costa. También trabajó en los Morros de San Juan  y en la Puerta de San Juan, ambos en el estado Guárico. En Mérida trabajó en el equipamiento del sector La Azulita.