Logo

Síguenos en Instagram:

Innovar para crecer

La temática sobre crecimiento económico va desde lo general hasta lo específico, pues a la hora de realizar cualquier análisis en cuanto al tema siempre se comienza con lo más general, hasta llegar a las particularidades que cada caso amerite.

En este caso vamos a tratar la importancia que el desarrollo tecnológico tiene para el crecimiento económico de una nación, para esto es indispensable mencionar la importancia que el trabajo de Robert Solow posee.

Después de haber considerado el factor tecnológico como una variable complementaria dentro de su estudio, los datos econométricos arrojados indicaron una tendencia bastante definida sobre la relación directa que existe entre el crecimiento económico y la utilización de tecnología e innovación.

La primera premisa posee una lógica innegable sobre el llamado “progreso tecnológico” pero ¿Por qué? pues simplemente la tecnología, complementa y es capaz de compensar de manera eficiente los desajustes que se puedan presentar dentro del mercado, muy especialmente los procesos productivos; aumentando el volumen de productos terminados y en proceso, utilizando la misma cantidad de mano de obra y bienes.

Ahora bien, luego de pasar por la generalidad consideraremos las particularidades que dependiendo del contexto se constituyen en cambiantes o lo que algunos denominan evolución natural. Como ejemplo de ello tenemos el acceso a internet y equipos de computación, ya que los mismos casi se constituyen por si mismos en factores productivos, así que nos podemos preguntar ¿Puede una nación pensar en desarrollarse cuando el acceso a internet está enormemente limitado por la velocidad de conexión? ¿Sabe el lugar que ocupa Venezuela en este último aspecto?

La tecnología es cambiante y siempre tiende al avance, claro está que esto no siempre se traduce en ahorro de recursos de manera inmediata, así que lógicamente el rezago para quien o quienes no toman con seriedad la inversión en tecnología siempre será más que proporcional al ahorro que en materia financiera pretendan lograr.

Supongamos ahora que una empresa cualquiera desea invertir en tecnología para hacer su proceso productivo más eficiente, abaratando así su estructura de costos lo que se traduciría en ahorro para los consumidores y mayor competitividad para sus productos en otros mercados; sin embargo el mercado donde se desenvuelve posee una fuerte restricción al acceso de divisas y el mismo no es capaz de satisfacer su propia demanda ¿Qué sucedería? Simplemente todo lo contrario al ideal, es decir, menor eficiencia, menos cantidad de productos disponibles, mayores costos, menor competitividad y por lo tanto mayor inflación ¿Le suena conocido?

Aunado a esto Robert Solow consideraba que todo proceso de crecimiento económico trae consigo una especie de residuo negativo traducido como desigualdad, sin embargo parte del ahorro que el desarrollo tecnológico permite, puede y debe ser utilizado para invertir en el capital humano, garantizando así que la sociedad continuamente esté en proceso de expansión al formar personal más competitivo.

Así que estimado lector si pudiese hacer una pequeña sugerencia es que piense en esto cada vez que trate de acceder a cualquier página web desde su equipo, pues seguramente verá en sus finanzas el efecto del desarrollo tecnológico que se lleva a cabo en su país.

@econ_araque

economia-integral@hotmail.com